"The Holy Cross"

"La Santa Cruz"

 

The History Behind the Feast of the Triumph of the Holy Cross:  September 14th is the feast day of the Exaltation of the Holy Cross, also known as the Triumph of the Cross or the Elevation of the Cross. This is the day the Church celebrates both the discovery and the recovery of the true cross of Jesus Christ.

 

There is a very interesting historical account surrounding this ancient feast day. The Roman Emperor Constantine’s mother, St. Helena, went on a pilgrimage to the Holy Land to locate where important events in the life of Jesus Christ occurred, and to preserve the relics of the Christian faith that remained there. One of her goals was to find the place of Jesus’ crucifixion and the very cross on which He was hung.

Through interviewing many locals, and with the assistance of the Bishop of Jerusalem, St. Macarius, she discovered the spot and found the true cross which had been previously hidden by the Jews. According to the historian Rufinus, the identity of the true cross was confirmed by a miraculous healing after St. Macarius recited this prayer: “O Lord, who by the Passion of Thine only Son on the cross, didst deign to restore salvation to mankind, and who even now hast inspired thy handmaid Helena to seek for the blessed wood to which the author of our salvation was nailed, show clearly which it was, among the three crosses, that was raised for Thy glory. Distinguish it from those which only served for a common execution. Let this woman who is now expiring return from death’s door as soon as she is touched by the wood of salvation.”

 

The date of this discovery and miracle was September 14, 326. St. Helena had a church built on the original site of Jesus’ crucifixion, burial, and resurrection, known as The Church of the Holy Sepulcher. Her son Constantine dedicated this church on the anniversary of the discovery, on September 14, 335 A.D.

 

The feast of the Exaltation of the Holy Cross has been celebrated by the Church until this day, with the cross itself becoming a venerated object. Even today, the Stations of the Cross in Jerusalem, or the Via Dolorosa, end at this very spot.

The cross was kept in Jerusalem, but was absconded by Chosroas, King of the Persians, in the year 614 after the Persian invasion of Syria and Palestine. In 629 the cross was recovered and brought back to Jerusalem by Emperor Heraclius of Constantinople. The relic of the true cross was restored to its place in the Church of the Holy Sepulcher in Jerusalem. The date, again, was September 14th!

Tradition has it that Emperor Heraclius carried the cross on his back in order to restore it to its rightful place, but he was only able to move it after he had removed his emperor’s garments and put on humble garments of repentance instead.

The Church has a long tradition of venerating the cross, and that is why Catholic and Eastern Orthodox churches have large crucifixes in prominent places and make venerating the cross a liturgical tradition each year.

 

It’s also why Catholic Christians and Eastern Christians keep crosses and crucifixes in their homes, usually on their wall or above their doorway. In fact, a cross or a crucifix put in a place of honor is a sure mark of a Christian home.  (Text taken from Catholiccompany.com https://www.catholiccompany.com/getfed/venerating-cross-feast-triumph-of-cross/

La historia detrás de la fiesta del triunfo de la Santa Cruz: El 14 de septiembre es la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, también conocida como el Triunfo de la Cruz o la Elevación de la Cruz. Este es el día en que la Iglesia celebra el descubrimiento y la recuperación de la verdadera cruz de Jesucristo.

Históricamente, es muy interesante lo que se ha escrito acerca de este antiguo día de fiesta. Santa Elena, la madre del emperador romano Constantino, fue en peregrinación a Tierra Santa para localizar los eventos importantes en la vida de Jesucristo y preservar las reliquias de la fe cristiana que permanecieron allí. Uno de sus objetivos era encontrar el lugar de la crucifixión de Jesús y la misma cruz en la que fue colgado.

 

A través de entrevistar a muchas personas, y con la ayuda del obispo de Jerusalén, San Macario, ella descubrió el lugar de la crucifixión y encontró la verdadera cruz que los judíos habían escondido previamente. Según el historiador Rufino, la identidad de la verdadera cruz fue confirmada por una curación milagrosa después de que San Macario recitó esta oración: "Oh Señor, que por la Pasión de tu único Hijo en la cruz, te dignaste restaurar la salvación a la humanidad, y que incluso ahora has inspirado a tu sierva Helena a buscar la madera bendita a la que el autor de nuestra salvación fue clavada, muestra claramente cuál fue, entre las tres cruces, la que se levantó para tu gloria. Distinguirlo de aquellos que solo sirvieron para una ejecución común. Deja que esta mujer que ahora está muriendo regrese de la puerta de la muerte tan pronto como sea tocada por el madero de la salvación ".

 

La fecha de este descubrimiento y milagro fue el 14 de septiembre de 326. Santa Helena hizo construir una iglesia en el sitio original de la crucifixión, el entierro y la resurrección de Jesús, conocida como la Iglesia del Santo Sepulcro. Su hijo Constantino dedicó esta iglesia en el aniversario del descubrimiento, el 14 de septiembre de 335 A.D.

 

La fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz ha sido celebrada por la Iglesia hasta el presente, con la cruz convirtiéndose en un objeto venerado. Incluso hoy, las Estaciones de la Cruz en Jerusalén, o la Vía Dolorosa, terminan en este mismo lugar.

 

La cruz se mantuvo en Jerusalén, pero fue robada por Chosroas, rey de los persas, en el año 614 después de la invasión persa de Siria y Palestina. En 629 la cruz fue recuperada y traída de nuevo a Jerusalén por el emperador Heraclio de Constantinopla. La reliquia de la verdadera cruz fue restaurada a su lugar en la Iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén. ¡La fecha, nuevamente, fue el 14 de septiembre!

La tradición dice que el emperador Heraclio llevó la cruz sobre su espalda para restaurarla al lugar que le correspondía, pero solo pudo moverla después de haberse quitado las vestiduras de emperador y ponerse vestimentas humildes de arrepentimiento.

La Iglesia tiene una larga tradición de veneración de la cruz, y es por eso que las iglesias católicas y ortodoxas orientales tienen grandes crucifijos en lugares prominentes y han hecho una tradición litúrgica la de venerar la cruz cada año.

 

También es la razón por la cual los cristianos católicos y los cristianos orientales guardan cruces y crucifijos en sus hogares, generalmente en la pared o encima de la entrada. De hecho, una cruz o un crucifijo puesto en un lugar de honor es una marca segura de un hogar cristiano.

Frases sobre la Cruz sacadas de:

(https://-link.com/frases-cruz-meditar-viernes-santo/)